martes, 23 de abril de 2013

La Semana Santa Olvidada: La Esperanza de Triana, una obra de tres siglos



El aspecto actual de la dolorosa trianera es el resultado de un complejo proceso evolutivo y formal, que se prolonga a través del tiempo


Según los expertos la imagen de la Esperanza de Triana es una talla de candelero de 1´70 cm atribuida a la gubia de Juan de Astorga, y datable en la primera mitad del siglo XIX, apuntándose el año 1816 como el primero en el que realizó la estación de penitencia la talla de la Virgen.


La noche del día 2 de mayo del año 1898 se declaró un incendio en la entonces residencia canónica de la Hermandad, la iglesia trianera de San Jacinto, afectando principalmente al altar en el que se encontraba la Virgen. Como consecuencia de ello la imagen de la Virgen de la Esperanza quedó en unas condiciones lamentables, la prensa de la época hablaba de imagen totalmente quemada.


Tras el incendio, el encargo de realizar la restauración (1), como se denominó en aquella época, fue el hijo del teórico escultor de la misma, Gumersindo Jiménez Astorga. Posteriormente hacia el año 1910 la imagen fue retocada por la gubia de José Ordóñez.


En el año 1929 la imagen fue llevada al taller de Antonio Castillo Lastrucci, situado en la calle San Vicente, allí la imagen fue sometida a un profundo proceso integral de restauración, le fue realizada una nueva mascarilla y unas nuevas manos. En palabras del propio Castillo Lastrucci y del también imaginero Antonio Illanes Rodríguez, se realizó la nueva imagen de la Esperanza de Triana, la que actualmente se venera en la calle Pureza.


Como prueba documental en el Libro de Razón (2) del taller del imaginero, aparece anotado en el folio tercero“1929. Virgen de la Esperanza. Hacerle mascarilla y manos. 500 pesetas”.


En el año 1981 Luis Álvarez Duarte le repolicromó, este mismo imaginero en el año 1989 le cambió la encarnadura en una polémica intervención, en la que fue acusado de cambiar la morfología de la imagen.


Simplemente me voy a limitar a mostrar una serie de fotografías que marcan y determinan la evolución que ha sufrido la imagen a lo largo del tiempo. Que cada uno saque sus propias conclusiones.


(1) En aquella época se consideraba como criterio adecuado de restauración, la reproducción más fidedigna del original.


(2) Vendría a ser lo que entendemos hoy, como un libro de registros, en el que se llevaría el control del taller (inventario y contabilidad).
__________________________________________________________________________________
LA ESPERANZA DE TRIANA DE JUAN DE ASTORGA


Aspecto original de la Virgen de la Esperanza de Triana, obra realizada por Juan de Astorga. La fotografía corresponde al año 1816, cundo la dolorosa realizó su primera estación de penitencia.


LA ESPERANZA DE TRIANA DESPUÉS DEL INCENDIO

Estado de la Esperanza de Triana después de la intervención de Gumersindo Jiménez Astorga tras el incendio del año 1898


LA ESPERANZA DE TRIANA ANTES DE “CASTILLO”


En el año 1910 la Hermandad encargó una nueva intervención sobre la imagen de la dolorosa a José Ordóñez al no estar ésta satisfecha con el resultado de la intervención anterior, efectuada como consecuencia del incendio del año 1898



LA ESPERANZA DE TRIANA DESPUÉS DE “CASTILLO”


La Esperanza de Triana todavía en el taller de Antonio Castillo Lastrucci, una vez terminada la intervención del año 1929


LA ESPERANZA DE TRIANA ENTRE LAS INTERVENCIONES DE ÁLVAREZ DUARTE


En los años 1981 y 1989 el imaginero Luis Álvarez Duarte intervino sobre la imagen de la Esperanza de Triana, a estos dos años corresponden las fotografías. La segunda de ellas y hasta hora última intervención de la dolorosa trianera, despertó una gran polémica.

1 comentarios:

la mejor la de castillo lastruchi.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More